logo
NOTICIA DEL MES DE MAYO 2017
 
img
Ya tengo sentencia, ¿qué pasa con las costas judiciales?
Volver

Concepto de costas judiciales.

Las costas judiciales se pueden definir como todos los gastos que cada una de las partes ha tenido que soportar para iniciar, desarrollar y terminar un proceso judicial.


¿Qué gastos comprenden dichas costas judiciales?

Comprenden los siguientes.

-Honorarios de abogado y procurador siempre que estos sean preceptivos.
-Inserción de anuncios o edictos que de forma obligada deban publicarse en el curso del proceso judicial.
-Depósitos de dinero necesarios para interponer recursos.
-Honorarios de peritos y demás abonos que tengan que realizarse a personas que hayan intervenido en el proceso
– Gastos por copias, certificaciones, notas, testimonios y documentos similares que hayan de solicitarse por mandato legal.
– Derechos arancelarios que deban abonarse como consecuencia de actuaciones necesarias para el desarrollo del proceso.
– La tasa por el ejercicio de la actividad judicial.


¿Quién está obligado a pagar las costas judiciales?

La respuesta a esta pregunta depende de varias circunstancias:

En los juicios civiles declarativos las costas judiciales las tendrá que pagar aquella parte qua haya visto rechazadas todas sus pretensiones.


Esto anterior ¿es siempre y en todo caso?

La respuesta es NO. Cabe la excepción de que el Juez considere que el caso presentaba dudas de hecho o de derecho, y en ese caso, puede no imponer las costas a la parte que haya visto rechazadas todas sus pretensiones por este hecho en concreto.


¿Cómo se sabe si el caso es o no dudoso?

Se sabe teniendo en cuenta la jurisprudencia que exista al respecto sobre ese particular. Si dicha jurisprudencia no es unánime, el caso será evidentemente dudoso y podrá evitar la condena en costas aunque sean rechazadas todas sus pretensiones.


¿Qué pasa si estiman parte de las pretensiones y desestiman las otras?

En este caso al haber una estimación parcial de las pretensiones de la parte cada una de las partes del proceso abonará las costas causadas a sui instancia, y las comunes se pagaran por mitad. Esto es, cada parte pagará sus gastos de su propio bolsillo, y si ha habido gastos que afectan a ambas partes, estos se pagarán por mitad.


¿Existe límite en la cuantificación de las costas judiciales?

Si existe un límite. En concreto las costas judiciales no podrán exceder de un tercio de la cuantía del pleito, esto es, del valor que tenga el juicio. Por ejemplo si el juicio consiste en reclamar una cantidad de dinero de mil euros, las costas judiciales no podrán ser superiores a 300 euros.


Lo expuesto anteriormente, ¿es siempre y en todo caso? NO, tiene la excepción de que el juez considere que la parte vencida en el proceso haya actuado con temeridad, en este caso no se aplicaría dicho límite del tercio.

Conclusión: Las costas judiciales hacen referencia a todos los gastos que la parte de un proceso judicial se ve obligada a soportar para el correcto desarrollo del proceso. Dichos gastos, por regla general deberán ser pagados por aquella parte que pierda el proceso, que, terminado el mismo, deberá reintegrar a la otra parte todos estos gastos.



Compartir en           

SEBASTIÀ ABOGADOS TRIBUTARIOS
C/ Avellanas, 22, Pta 1, 46003 - Valencia - Valencia
Tel. 963920527
info@sebastia-abogados.com - www.sebastia-abogados.com

img