logo
NOTICIA DEL MES DE MAYO 2017
 
img
Divorcio, menores y las vacaciones de verano.
Volver

Con la llegada de la época estival surge una de las principales fuentes de conflicto en padres separados o divorciados legalmente: las vacaciones de los hijos.

Tras una separación o divorcio siempre existe un Convenio Regulador, es decir, un documento donde se incluyen todos los aspectos económicos y personales por los que se van a regir los ex cónyuges y sus hijos: atribución de la vivienda familiar, guarda y custodia de los niños, pensiones que en sus caso pudieran establecerse, etc.

En el Convenio se establece cuál será el régimen de guarda y custodia, que puede ser compartida por ambos progenitores (solución preferida por los Tribunales) o atribuida a solamente uno de ellos. En este último caso, el progenitor que no ostente la custodia tendrá derecho a que se establezca un régimen de visitas con los hijos.

En cuanto a las vacaciones, normalmente el Convenio ya recoge cómo se van a distribuir los principales periodos del año, como las Navidades y el verano. En un régimen de visitas normalizado o estándar, la solución consiste en que el progenitor no custodio tenga derecho a fines de semana alternos, una o dos tardes por semana y, finalmente, la mitad de las vacaciones. En resumen: lo habitual suele ser que el niño pase con cada progenitor la mitad de las vacaciones de verano.

En cualquier caso tengamos en cuenta que cada situación es única y que el Juez puede modificar estas medidas si lo considera necesario. Se tiene especialmente en cuenta la edad del menor, sobre todo cuando este aún es lactante o de muy corta edad, puesto que en estos últimos casos no suele aplicarse un régimen que incluya pernoctas, es decir, dormir en casa del otro progenitor.



Compartir en           

SEBASTIÀ ABOGADOS TRIBUTARIOS
C/ Avellanas, 22, Pta 1, 46003 - Valencia - Valencia
Tel. 963920527
info@sebastia-abogados.com - www.sebastia-abogados.com

img