logo
NOTICIA DEL MES DE JUNIO 2018
 
img
El Procedimiento Monitorio: Una vía rápida para la reclamación de deudas.
Volver

Uno de los procedimientos judiciales más utilizados para reclamar deudas es mediante el juicio monitorio. Ahora bien, para poder acudir al proceso monitorio, la deuda que se va a reclamar tiene que reunir los requisitos que se establecen en el la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC).

No todas las deudas se pueden reclamar mediante el proceso monitorio. Sólo se admitirán por los Juzgados aquellas demandas en las que la deuda reúna una serie de requisitos y además se aporte un principio de prueba de la existencia de la deuda mediante alguno de los documentos a que se refiere la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC).


REQUISITOS DE LA DEUDA PARA ACUDIR AL PROCESO MONITORIO:

A) La deuda tiene que ser dineraria.

Esto significa que la deuda tiene que venir representada en dinero de curso legal (ya sea en euros como el cualquier otra moneda). No cabe considerar una deuda dineraria a las obligaciones de hacer, por ejemplo, una persona se obliga a otorgar escritura a favor de otra en un plazo; en este caso, no se trata de una obligación dineraria sino de hacer, “el otorgamiento de la escritura”.

B) Deuda determinada o líquida.

Una deuda líquida es aquella cantidad de dinero que se exprese en el título con letras, cifras o guarismos comprensibles. A este respecto la jurisprudencia establece que hay liquidez no solo cuando se pide una cantidad concreta y determinada, sino también cuando la concreción del “quantum” pedido puede ser determinado por simples operaciones aritméticas partiendo de datos fijados de antemano.

C) Deuda vencida y exigible.

La deuda vencida es aquella en la que ha transcurrido su plazo de abono (ha vencido), quedando excluidas las deudas de futuro. Sería una deuda vencida, por ejemplo, 1) cuando ha llegado el día de vencimiento de la deuda y no se ha hecho efectiva; 2) Se ha pactado expresamente el vencimiento anticipado si no se abona una de las cuotas de un préstamo. En este último caso, se tendrá por vencida la deuda aunque la devolución final del préstamo no ha transcurrido, ya que existe ese pacto expreso convenido.

La deuda es exigible cuando no depende de contraprestación, del cumplimiento de un término o de una condición.


CONCLUSION:

Los requisitos de la deuda para acudir al proceso monitorio serán que la deuda sea dineraria, determinada, líquida, vencida y exigible.



Compartir en           

SEBASTIÀ ABOGADOS TRIBUTARIOS
C/ Avellanas, 22, Pta 1, 46003 - Valencia
Tel. 963920527
info@sebastia-abogados.com - www.sebastia-abogados.com

img